Google+ Seguidores

9 jun. 2010

El hombre y su celda




Un hombre está de puntillas en una pequeña habitación oscura y vacía, los brazos estirados hacia arriba, las manos aferradas a las barras de la pequeña ventana, única fuente de luz de la habitación. Si se aferra con firmeza e inclina hacia atrás la cabeza, puede ver un pequeño rayo de sol entre las barras superiores. No quiere correr el riesgo de perderlo de vista. Y así sigue tendiéndose hacia el rayo de sol, firmemente aferrado a las barras. Está tan empeñado en el esfuerzo de no perder de vista ese resplandor de luz vital, que no se le ocurre soltarse y explorar el resto de la celda. Así nunca descubrirá que la puerta del otro extremo de la celda está abierta y que él es libre. Siempre habría podido salir a la luz del día, con sólo haberse soltado.


(Tomado "prestado" de Nardone, G. Más allá del miedo.)






5 comentarios:

delfin en libertad dijo...

Precioso, da para reflexionar largo y tendido. Cuando se pierde la perspectiva en un punto exacto, sin mirar mas allá de nuestro entorno. Decidir dar ese primer paso, ese abrir la puerta de los sueños y hacerlos realidad. Un abrazo.

BEATRIZ dijo...

Un texto reflexivo, metafórico de los apegos y miedos que vivimos más de una vez en la vida. Pensé en lo que me dijo un amigo artista hace mucho, si tienes un sueño has de soltarte por completo y no conformarte con poco... no hay medias tintas en realizar sueños.

Un abrazo.

Miguel dijo...

Precioso cuento, con morealjea incluida. ¿Amplitud de miras, guiarse por la intuición, cegarse en las cosas? Para cada uno habrá una respuesta

Saludos

médico del alma dijo...

DELFÍN: y vaya q a veces es difícil dar ese 1er. paso. cuando se logra, la puerta de la realidad se abre. abrazo!

BEATRIZ: hermoso lo q aprendiste de tu amigo. abrazo!

MIGUEL: de todas las opciones, creo q mirar amplio y abrirse a un infinito de posibilidades será la mejor. saludos!

Rosalmor dijo...

Los seres humanos muchas veces creamos vidas rutinarias si intentar experimentar ...todo por el miedo... Un abrazo desde el sur... ; )