Google+ Seguidores

31 ago. 2010

Cúrame


Cúrame de las noches sin luna y con el sueño en vela.
Cúrame de las estrellas que estallan en la lejanía; y de los cometas que no vuelven, cúrame.

Cúrame del nihilismo en los días de asueto y de los mediodías en cama.
Cúrame de los rituales frente a un televisor indestructible; y de la muerte apresurada del alma, cúrame.

Cúrame los sentimientos perdidos en abismos y los conservados en vacío.
Cúrame de percepciones fantasmales a la hora del amor; y del frío penetrante de la soledad, cúrame.

Cúrame este exceso de fe sin argumentos y este deseo ajeno a la praxis.
Cúrame del vicio de existir sin besos; y de la adicción a la melancolía, cúrame.

Cúrame la carne febril alucinando lechos y enloqueciendo en un hotel desocupado.
Cúrame estas piernas cansadas de andar parques desiertos.
Cúrame estos brazos que no llegan a otros brazos.
Cúrame estos labios que no van a ningún lado.




.

24 ago. 2010

Pasado



Hace tiempo fui un fantasma, una sombra deambulando por los pasillos de un castillo en ruinas. Fui una caricatura de mi alma, apenas un asomo de lo posible.
Mis manos torcieron sueños encantados, mis piernas se esforzaron en huir del misterio.
Esperé sentado en los andenes del pasado, zarpé desde muelles en penumbras, hice bailes en estancias desoladas.

Aún siento escozor al recordarme.



17 ago. 2010

Sinceridad



Así como lo ven: impasible, insoportable, entrometido y riendo por todo lo ajeno, cuando me habló de él se deshizo en llanto.

Al encontrar la calma -casi una hora después- volvió a ser el mismo impasible, insoportable, entrometido y risueño, pero un poquito más sincero.



Imagen tomada de: Todo Mafalda, por Quino.



2 ago. 2010

Tesoro




Y sí, en el fondo del océano encontré un cofre sumergido.
Adentro, un mapa con la ruta e instrucciones precisas para cambiar el miedo en esperanza.