Google+ Seguidores

15 abr. 2010

Lluvia



Compartiste parte de tu dolor confiando en que sabría acomodarlo en algún sitio donde no te lastimara. Lloraste junto a mí  y construí una fuente para tus lágrimas. 
Pero quizá algún día me ausente.
Por eso quiero ser amigo de la lluvia. Para que ahí donde mi voz no esté, la tormenta te cure, Amiga. Para que ahí donde mi corazón no alcance, una lluvia feroz, arrebatada, borre de tu mundo todo lo feo y se lleve tus penas.





7 abr. 2010

Muro




Él no soporta su existencia. Está cansado de que la vida le imponga demasiados obstáculos. Se pregunta con angustia qué pecado tan grave pudo haber cometido para que el destino le pague con mísera moneda.
Le gustaría poder derribar de un golpe todos sus miedos, su neurosis, su infelicidad crónica, la que imagina como una pared inexpugnable.
Y así continúa lamentándose y maldiciendo, mientras con infinita paciencia coloca delicadamente el siguiente ladrillo sobre el muro que -sin saberlo- construye.